08Abr
By: W2io0Tm1eN6 Encendido: abril 08, 2019 In: Sin categoría Comments: 0

Hay diversas maneras de interpretar las razones de cómo nuestras colaboraciones han ido variando en el modo y en el contenido, en cada momento, a lo largo de nuestra historia particular, pero que obedecen a patrones culturales que podríamos extrapolar y generalizar.

Si nos fijamos en nuestra actitud y visión, a la hora de entender como vemos las propuestas de colaboración  por parte de los clientes…nos enfrentamos a un dilema que se puede describir como dos tipos de situaciones principales:

Situación Reactiva: El Cliente acude con una necesidad diagnosticada por el mismo, en muchos casos. Este relato podría ser:

.-Preciso. Aparentemente bien Documentado: briefing, estudio de mercado, necesidades productivas, etc.

.-Difuso. Muy poco escrito. Se basa principalmente en una transmisión oral de la necesidad.

El diseñador  se empeña en entender la necesidad, asumiendo el escenario como marco de trabajo correcto y responde con su mejor aportación creativa. El diseñador ve poco más allá de lo planteado por el cliente. A esto le llamo un ECLIPSE COLABORATIVO. El diseñador ve con los ojos del cliente y se conforma asumiendo el escenario planteado.

Consecuencias de esto…

El diseñador como tiene una sola visión de la necesidad…, interpreta de forma limitada el origen del problema. Desconoce al usuario final y trata de dar una solución  que satisfaga al cliente, en forma de producto, como objeto tangible.

El diseñador ve con los ojos del fabricante. A esto se le llama dar un “Enfoque Manufacturista” por parte del cliente, a la hora de plantear la conveniencia de desarrollar un cierto producto. Se esgrimen razones de necesidad de fabricación como: alimentar una línea productiva, dar trabajo al taller de moldes, etc. el producto lo define la conveniencia productiva del momento, no el usuario final.

Para un diseñador el cliente era el fabricante, no el usuario final.

Situación Proactiva: El usuario final y sus necesidades son el objeto de estudio compartido por parte de cliente y diseñador. Ambos pueden interactuar libremente con el usuario final, para recabar información según lo necesitan y reorientar su visión de la necesidad a resolver. Cliente y diseñador son “Cómplices” en esta aventura. El producto  será la consecuencia de este camino recorrido por ambos.

Consecuencias de esto…

Se toma consciencia de que el usuario final y sus necesidades son el objeto de estudio y si conseguimos descubrir, anticiparnos y sorprender al mercado con nuestra propuesta…estaremos en una posición muy ventajosa en el mercado, frente a competidores, etc. A esto le llamo perspectiva o VISION GLOBAL.

Esta situación genera una visión mucho más amplia. Un escenario de oportunidades más ambiciosas, como:

.- Introducir elementos de innovación vía conceptos, materiales, procesos, etc.

.- Conseguir patentar o proteger de alguna forma nuestro esfuerzo y talento. Protección frente a competidores.

.- Irrumpir en el mercado siendo los 1ºs. Reconocimiento e imagen de marca.

¿Por qué asumimos que ciertas marcas/fabricantes van siempre por delante del resto?

Porque se esfuerzan en:

.- Sorprender mediante el conocimiento, la creatividad y el talento.

.- Mostrar criterio y de terminación para Crear Tendencia.

.- Moverse en espacios de poca Competencia.

 

Otra manera de ver y explicar la relación y la evolución  entre: Diseñador, Fabricante y Usuario…podría explicarse como la transición del Diseño Industrial o de “Producto” al Diseño de “Experiencias de Usuario”.

La visión del Diseño de Producto, tradicionalmente, ha sido muy cercana al Concepto Manufacturista (ya comentado), el diseñador es participe de esa cultura de: la “calidad”, el “musculo empresarial”, etc…en definitiva, se habla de la excelencia en la fabricación por encima de otras cuestiones. Es una visión desde dentro (la empresa), hacia afuera (el mercado/usuario final).  Esta visión se basa fundamentalmente en que: una “magnífica ejecución del producto”…  es el mayor factor de éxito en el mercado. Se busca la “calidad” como argumento estratégico, entre otras razones, descuidando la importancia o el papel que tiene el usuario final en todo esto. Se entiende que el mercado admirará esos “valores industriales” que producto posee.

Es una visión “manufacturista”, basada en la producción a gran escala, con modelos y procesos muy costosos, que requieren de mucho esfuerzo y de mucho tiempo de amortización. Se crean procesos con mucha inercia, basados en una supuesta “larga vida” de los productos en el mercado.

La visión del Diseño basado en la “Experiencia de Usuario” es justo al revés. Es una visión del exterior (usuario final/mercado) hacia el interior (empresa). Asume una cierta imperfección de los productos y la temporalidad de las soluciones que damos, porque por encima del modelo anterior está la experiencia del usuario.

Hemos de ser los primeros en intuir, interpretar las necesidades del usuario y ser capaces de dar una respuesta inmediata. No podemos actuar de manera reactiva a las demandas del mercado, ni justificar que llegamos tarde porque nuestros procesos son complejos. Si esperamos a reaccionar cuando el mercado se expresa “a voces”, vamos tarde.

Hemos de encontrar el modo de recabar información permanente del mercado para y mantener un “feedback” continuo con el usuario final para poder estar bien enfocados.

Hay factores como la tecnología, por ejemplo, que pueden revolucionar las costumbres y valores de una sociedad que está en permanente cambio y eso mismo pasa con las necesidades de los usuarios.

El Diseño de “experiencias de Usuario”  requiere del diseñador una revisión y adaptación permanente del producto basada en su intuición, contrastada con la respuesta del mercado.

Estos cambios implican una transición o adaptación de modelos anteriores a los más actuales respondiendo a las necesidades de un mercado con valores más cambiantes y efímeros.

Es por todo esto… que ITEMdesignworks entiende que esta transición del modelo tradicional o “Manufacturista” hacia el modelo basado en la “Experiencia de Usuario” es un camino de no retorno…

“Hemos de estar en una actitud comprometida con el estudio y la búsqueda de las necesidades del mercado, de una forma menos tangible y mas ágil, con la intención de mantener la búsqueda permanente del cómo anticiparse y sorprender al usuario, ofreciéndole “experiencias” positivas”.

 

Trackback URL: http://www.itemdesignworks.com/2346/?lang=es

Leave reply:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.